OPINIÓN

Opinión. Tras descarte de Salomón, ahora todos quieren ser candidatos

Informativo 570

Ismael García M.

Oaxaca de Juárez, Oax., 5 de julio de 2021.- Tras haber sido descartado Salomón Jara como candidato a gobernador de Oaxaca, la Cuarta Transformación puso en marcha su maquinaria para promover a probables aspirantes… así sean priistas.

Recatado en las labores que realiza –lo que hace ver una dependencia gris, sin resultados–, el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas comenzó a promover a su titular, Adelfo Regino Montes.

Pese a constantes yerros en las consultas en pueblos indígenas del Istmo sobre megaproyectos, la dependencia federal comenzó a difundir algunos comunicados de las actividades que realiza.

Del INPI no se ve en los pueblos de Oaxaca más que algunas carreteras pavimentadas –a costos estratosféricos– a cabeceras municipales, pero con recursos de la SCT.

Para promocionar las escasas actividades, Regino Montes optó por utilizar algunos medios oficialistas, que por supuestos no ha sido críticos del priismo y sí de López Obrador.

Y de manera inédita, para lograr más presencia, el pasado miércoles 30 de junio, emitió un comunicado de prensa para condenar los crímenes de dos profesores, afilados a la Sección 22, perpetrados el lunes 28 de junio.

Inédito porque ha habido múltiples casos de asesinatos y masacres en contra de indígenas en Oaxaca y jamás el INPI había alzado la voz. Un ejemplo de tantos, el asesinato de 15 personas en Huazantlán del Río, que el 21 de junio cumplió un año.

Y en el colmo de los desatinos, Adelfo Regino permitió ser usado mediáticamente por el desacreditado diputado del Partido del Trabajo, Benjamín Robles Montoya que, prácticamente, le dio “el beso del diablo”, como se dice en el argot.

Su jefe, López Obrador, le dio una tarea titánica, conciliar a San Vicente Coatlán con Sola de Vega, en aras de la supercarretera, no con el objetivo de frenar ola de asesinatos y enfrentamientos por supuesta disputa de tierras. Histórico pleito, como histórica será su tumba si no logra el propósito.

CON EL ERARIO

Otro funcionario gris de la 4T es Luis Antonio Ramírez Pineda, quien, con cargo al erario, comenzó a promocionarse e incluso aceptó públicamente que busca ser candidato a la gubernatura. Mejor dicho, se autopostuló.

Aunque no precisó si por el PRI o por Morena; no hay antecedentes formales de su registro como militante del partido que fundó Andrés Manuel López Obrador, como tampoco de su renuncia o expulsión del PRI.

De hecho, viene del anquilosado y rancio PRI de los 70-80, como aprendió de su padre, el ex gobernador de Oaxaca, Heladio Ramírez López.

Sólo se sabe que el ex diputado local y ex diputado federal acudió públicamente a buscar a su oficina a López Obrador, en 2018, tras haber ganado éste las elecciones presidenciales; pero Luis Antonio no tiene ni tuvo ningún mérito para haber sido premiado con el cargo de director del ISSSTE.

Su desempeño ha sido absolutamente gris y pese a ello, ya había intentado, justo el año pasado, giras proselitistas por el interior del estado, previo a la pandemia por Covid.

Y durante toda la pandemia prácticamente no se le ha visto al lado de López Obrador –muy escasamente en las “mañaneras”– o presumiendo una atención eficaz del ISSSTE a los derechohabientes que han contraído la pandemia.

Pues bien, con todo ello, Heladio Ramírez, de quien sólo queda la Fundación Ayú con escasa presencia en la Mixteca, decidió abrirse de capa el pasado domingo 28 de junio y convocar a una reunión proselitista en su natal Santa Mará Ayú.

Asistieron “políticos” absolutamente desconocidos, archivados desde hace años, sin ninguna presencia ni trabajo partidista, pero sobre todo, priistas.

Aletargados, algunos de ellos como Javier Jiménez Herrera, escucharon las peroratas y el grandioso plan para lanzar a Luis Antonio Ramírez Pineda como candidato.

Éste, a su vez, desde hace dos meses preparó terreno mediático y convocó en sus oficinas en la Ciudad de México a quienes considera medios informativos importantes para comenzar su carrera proselitista.

Y así lo comenzó a concretar el pasado viernes 3 de julio, en que llevó además a un “pull” de prensa para una reunión “de evaluación” de la infraestructura médica en Tlaxiaco. De regreso, convocó a otros para declarar que sí tiene aspiraciones… pero que mientras continuará en el cargo hasta en tanto Morena decida las reglas para inscribirse como candidato.

Es decir, seguirá utilizando recursos públicos para promocionar su gris imagen. Pero con tal mal tino su cálculo, que el mismo día de su destape, trabajadores del hospital del ISSSTE denunciaron despidos de alrededor de 125 médicos, camilleros y enfermeras.

Y en su negativa de atender esa justa petición, ahora tendrá a la Sección 22 del SNTE encima. Así que, sus sueños guajiros se despejarán pronto.

 ¿Y SALOMÓN?

Ahora con la bandera de la consulta para el supuesto juicio a ex presidentes de México, Salomón Jara recorre los pueblos de Oaxaca.

Sin antes no le importó la pandemia por Covid, ahora que han descendido en forma mínima los casos, pues tampoco.

Sin embargo, en un mes ya no tendría más pretextos para recorrer las comunidades, más que argumentos discursivos para criticar o alabar el resultado de dicho sondeo, según sea el caso. Pero no más.

Ya tiene el tiempo encima y se sigue quedando cada vez más solo, pues muchos de sus antiguos aliados ya se están alineando a la otra opción que desliza López Obrador.

Y EL OPORTUNISTA

Vilipendiado por los morenistas de cepa, Benjamín Robles Montoya se apresta también a ofrecer sus servicios a través del PT e incluso, se pretende postular como candidato a gobernador por ese partido, así no tenga militantes.

Sólo que su jugada no es precisamente competir para ganar, sino competir para ver a qué político incauto vende su proyecto (verbigracia Adelfo Regino). Así le ha hecho siempre; sin capital político ni electoralmente rentable, juega todas sus canicas para seguir beneficiándose junto con su familia de los cargos públicos. Y así seguirá.

¿Y Susana Harp? Ni sufre ni se acongoja. Sigue haciendo lo mismo que desde que inició como senadora y acatando instrucciones del Presidente.

Por cierto, la semana pasada se difundió un supuesto documento de Morena, donde de acuerdo con sus proyecciones, a Oaxaca correspondería candidata a gobernador.

Informativo 570

Deja una respuesta