OAXACA

A balazos rescata AEI a presos en Tehuantepec; alcaldesa culpa a Fiscalía.

Redacción.

Oaxaca de Juárez, Oax., 25 de febrero de 2021.- Luego de dos días de protesta y bloqueos a la vía federal 190, y al considerar nula procuración de justicia, un grupo de habitantes intentó linchar a 18 personas que ellos detuvieron la noche del lunes y vandalizaron la sede de la policía municipal de Santo Domingo Tehuantepec.

Fue la noche del pasado lunes y la madrugada del martes en que los pobladores de la colonia José López Portillo implementaron sus propias acciones de seguridad y detuvieron a una banda de presuntos delincuentes, entre ellos dos mujeres, para entregarlos luego a la autoridad municipal.

Sin embargo, pasaron dos días y el ayuntamiento no los ponía a disposición de la Fiscalía General del Estado, por lo cual los colonos presionaron con bloqueos; por la noche de ayer, finalmente fueron informados que serían liberados, ante lo cual incendiaron por fuera el cuartel y pretendían linchar a los presos para hacer justicia por propia mano.

Y es que comenzó a circular la versión que un familiar de la presidenta municipal de Santo Domingo Tehuantepec había intervenido para liberar a la mayoría de los detenidos y lo cual inconformó a los pobladores.

A las 21:30 horas, unas 200 personas llegaron a la comandancia de la policía municipal, donde empezaron a lanzar piedras, bombas molotov e ingresaron para prender llantas frente a las celdas de los detenidos.

Ante la amenaza de ser quemados vivos y los destrozos de los vecinos, los uniformados municipales pidieron la intervención de diversas corporaciones policiacas.

“Apoyo, necesitamos apoyo, son muchas personas que nos están aventando piedras, bombas, ya prendieron una llanta, pero no podemos hacer más”, fue un audio difundido en Whatsapp de un elemento de la policía municipal al pedir ayuda.

Los integrantes de la Agencia Estatal de Investigaciones decidieron implementar un operativo para el rescate de las personas. “Metan las camionetas, aquí ya tengo a los detenidos, la Guardia Nacional no viene”, fue la orden de un comandante de la corporación policíaca.

Los disparos no se hicieron esperar y fue que se dispersaron varios de los manifestantes.

Con pistola en mano, los agentes policíacos salieron en las camionetas con detenidos en la batea y los trasladaron a Juchitán de Zaragoza.

Los pobladores ingresaron a la comandancia de la policía municipal y causaron destrozos.

Ayer, con medios de comunicación de la zona del Istmo, el Vicefiscal Regional en el Istmo, José Matus Cruz, se quejó que el tiempo que tiene la fiscalía es limitado, los detenidos son muchos y existe poco personal a cargo de la integración de las denuncias.

Sin embargo, tras los disturbios, la presidenta municipal por Morena, Vilma Martínez Cortés, culpó a la Fiscalía General del Estado de no actuar a tiempo. “Nosotros los detenemos y los vuelve a soltar, exigimos que se haga justicia y que la Fiscalía haga su trabajo”, dijo a medios de comunicación.

Deja una respuesta