NOTA ROJA

Bombero de Tlacolula no murió por accidente; fue ejecutado.

El elemento voluntario del Cuerpo de Bomberos de Tlacolula de Matamoros, no murió por un accidente carretero; fue ejecutado con un balazo en la cabeza; embolsado y tirado con su vehículo a un barranco.

Así lo establecen las primeras indagatorias, tras el supuesto percance en la carretera a la zona Mixe del estado, donde a la altura del kilómetro tal, jurisdicción de Santo Domingo Tepuxtepec, fue rescatado el cuerpo, la tarde del pasado domingo.

Se trata de Gabriel Marino G. M., empresario y dueño de la ferretería “San José”, ubicada en la avenida Juárez de Tlacolula, donde habría sido plagiado por un grupo armado, para luego ser llevado a la zona Mixe.

El vehículo, una camioneta marca Nissan, con placas de circulación RX-96040 de Oaxaca, fue localizado en un barranco de unos 100 metros, rescatado por sus propios compañeros bomberos.

El cuerpo del hoy occiso presentaba un disparo de arma de fuego en la cabeza; se encontraba envuelto en sábanas y bolsas, así como atado de pies y manos.

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos de Alto Impacto, dependiente de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, inició la carpeta de investigación correspondiente.

Deja una respuesta