CRÓNICA

Benita y el Lobo.

Maurilio Santiago Reyes Sus ojitos de miedo eran su única expresión esa noche de octubre en que Benita de tres...