CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD

Burla gobierno de Oaxaca y Fiscalía a la SHCP, realizaron compra ficticia de uniformes tácticos por más de un millón 300 mil pesos

Nere González

De acuerdo con las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su Segunda Entrega de la revisión a la Cuenta Pública 2020, el gobierno de Oaxaca y la Fiscalía del Estado incurrieron en un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de un millón ciento treinta y tres mil novecientos veintiún pesos, al no comprobar físicamente la compra de uniformes tácticos para elementos de seguridad.

El primer responsable de acuerdo con la ASF es el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca (SESESP), ejecutor de los Recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal (FASP), y el segundo es la Fiscalía General del Estado al no mostrar evidencias físicas de la compra de los uniformes.

“No proporcionaron la evidencia de la existencia o la entrega a los beneficiarios de 149 Camisolas Tácticas Manga Larga, 149 Chalecos tácticos, 149 Chamarras, 149 Gorras Tipo Beisbolera, 149 Pantalones” detalla la Auditoría.

El informe subraya que realizaron una inspección física en las instalaciones de la Unidad de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Fiscalía General del estado de Oaxaca, en las Oficinas Centrales del Almacén de la Subsecretaría de Prevención y Reinserción Social, en las instalaciones del Almacén del Cuartel General de la Policía Estatal de Oaxaca y en las instalaciones del Centro de Control, Comando y Comunicación del Estado de Oaxaca y no hallaron el material que supuestamente se compró el año pasado.

“Se constató que los beneficiarios del FASP cuentan con bienes disponibles en el almacén tres meses después del cierre de la Cuenta Pública; además, en algunos casos no los tienen identificados por número de contrato o ejercicio fiscal, ya que cuentan con bienes en el almacén que corresponden a bienes adquiridos con recursos de los ejercicios 2018 y 2019.

También se comprobó la existencia en el almacén de computadoras de escritorio empaquetadas, lo que denota una falta de programación en las adquisiciones de recursos que se encuentran ociosos por un importe de 13,684.3 miles de pesos que corresponden a bienes adquiridos con recursos del FASP 2020”, señala el documento.

El Gobierno del Estado de Oaxaca no dispone de un adecuado sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del FASP, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, explicó en la Auditoría.

Por estas observaciones la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental inició el procedimiento para determinar posibles responsabilidades administrativas de servidores públicos y, para tales efectos, integró el expediente número DQDI-B/596/07/2021Z.

Deja una respuesta